NOTAS DE PRODUCCION

SKATE

Una nave espacial atrapada en un campo de asteroides explota. Dos lanzaderas salen despedidas desde la nave en direcciones opuestas. Una de ellas, la que lleva en su interior a Willy y a su robot guardaespaldas Buck, aterriza en un planeta desconocido. Este es el punto de partida de una gran aventura entre la ciencia-ficción, la comedia y el cine de aventuras.

Desde que aterrizan, Willy comienza a explorar este planeta desconocido, lo que dará lugar a muchos encuentros, unas veces cómicos y otras veces peligrosos. Las secuencias de acción, descubrimiento o comedia se irán sucediendo una tras otra a lo largo del filme dando forma a una divertida crónica con un final épico.

Toda la acción de TERRA WILLY: PLANETA DESCONOCIDO va marcando la evolución de los personajes y la historia, a su vez, sigue el desarrollo de las relaciones entre estos: sus tensiones, peleas y reconciliaciones, el rechazo a Flash que posteriormente dará lugar a una amistad secreta entre el niño y la criatura (igual que surgió entre Elliot y ET en la película de Spielberg). Por todo esto la película se convierte en un cuento de aprendizaje a través de la misión exploradora de nuestro pequeño héroe. La comedia, que también tiene una gran presencia permite al público identificarse con los personajes a través de numerosos gags visuales, de las sorprendentes costumbres de la fauna del planeta o de las adversidades de nuestro pequeño héroe. La comedia también surge de la relación entre los distintos personajes, especialmente de Willy y Buck, pero tsobre todo de Flash que, con su impulsividad y glotonería, es una fuente inagotable de momentos divertidos.

TERRA WILLY: PLANETA DESCONOCIDO es una película de aventuras que sucede en un mundo de ciencia ficción en el que encontramos robots y naves espaciales. El tratamiento gráfico recuerda la ciencia ficción de los años 70 y 80 por su espíritu “vintage”. La nave espacial y la lanzadera tienen formas angulares que nos recuerdan a la primera película de Star Wars. Buck está inspirado en VINCENT el robot de la película de Disney “El Abismo Negro·” de 1979. Todos los elementos del mundo cotidiano de nuestro pequeño héroe tienen un código de color sobrio excepto el robot que tiene un rojo extravagante que rompe con todo lo demás. De esta manera Buck funciona como enlace entre los dos universos en los que Willy vive ahora: el tecnológico y el salvaje y natural.

La película empieza como una “space opera” que cambia al cuento clásico de aventuras del náufrago en una isla desierta a lo Robinson Crusoe. En este caso la isla desierta es un planeta inexplorado y los artistas gráficos tuvieron carta blanca para inventar todo un mundo desconocido. El planeta está compuesto por dos mundos muy distintos. Por un lado, el desierto donde nuestro héroe aterriza y por otro el inmenso bosque en el que se refugia. Cada uno de estos mundos, gráficamente, recibirá un tratamiento distinto dependiendo de lo que representa. El desierto es un lugar extremadamente peligroso, un entorno agresivo representado por una árida expansión, con rocas puntiagudas. El bosque, por el contrario, es más acogedor y tiene un tratamiento gráfico más “redondeado” ya que simboliza la seguridad y la amabilidad incluso aunque esconda sus propios peligros.

El reto para los artistas gráficos consistía en crear un universo original lo suficientemente conectado con los ambientes de la Tierra para permitir que el público – especialmente el joven – y nuestro héroe, que es con el que nos vamos a identificar a lo largo de la película, se pudieran relacionar cómodamente con él. Teníamos que hacer que ese universo y las acciones que suceden en él fueran creíbles para poder evolucionar de la mano de nuestros personajes.

Además de la vegetación y los paisajes, la película muestra una amplia variedad de criaturas desde la más divertida a la más aterradora. Una vez más los artistas jugaban una importante misión ya que sus creaciones deberían directamente dar lugar a gags y chistes para enriquecerla.

Y ¿cómo podíamos crear un nuevo mundo tan original? ¿Cómo podríamos animar esos inmensos monstruos de piedra o esas criaturas de diez patas? La respuesta era utilizando tecnología digital en todas las etapas de creación de la película, desde el guion hasta el final del proceso de imagen y sonido. La inmensidad del bosque, su flora, sus increíbles bestias, los efectos atmosféricos, los efectos especiales conectados con los fenómenos meteorológicos extremos… Todo esto se puede conseguir gracias a las imágenes creadas por ordenador y a todo el proceso de producción llevado a cabo durante años en los estudios TAT. Pero, aunque la animación por ordenador ofrece opciones ilimitadas TERRA WILLY: PLANETA DESCONOCIDO se ha hecho de una manera más clásica, con largas secuencias que acompañan a nuestro héroe en su descubrimiento de este nuevo mundo, con escenas de acción más dinámicas que permiten involucrar emocionalmente al público evitando los ostentosos movimientos de cámara.

Las imágenes creadas por ordenador nos permiten representar un mundo totalmente imaginario como si estuviera rodado en un paraje natural gracias a la elección de lentes, a los movimientos de cámara pertinentes, a la variedad de proyectores, a la iluminación… todas las herramientas del cine de acción real estaban a nuestra disposición, permitiéndonos dar rienda suelta a nuestra imaginación. Como en “Avatar” descubrimos un planeta desconocido en toda su profundidad, y como en “Gravity” flotamos por el espacio y experimentamos accidentes espectaculares. Pero también hemos procurado ser narrativos y conectar con la acción y las emociones de los personajes.

Desde que al inicio de la película cruzan el campo de asteroides, la técnica estereoscópica nos permite sumergirnos en la historia. Cuando la nave de Willy explota, los pedazos de ella irrumpen en la pantalla y golpean virtualmente al público, reforzando el sentimiento de pánico y peligro. La profundidad de imagen amplía la majestuosidad de los escenarios a lo largo de las secuencias de descubrimiento y viaje por el planeta. Pero no quisimos excedernos y también dosificamos el uso de esta técnica 3D.

Nos gustaría que esta película recordara el espíritu de las grandes comedias de aventuras como “Los Goonies” o “Regreso al Futuro” que era capaz de abarcar un rango muy amplio de público por su gran optimismo. Evidentemente hay momentos de tensión y tristeza, pero predomina la alegría. Nos imaginamos TERRA WILLY: PLANETA DESCONOCIDO como una película para el público familiar, pero también creemos en su poder para maravillar a públicos de todas las edades.

TERRA WILLY: PLANETA DESCONOCIDO representa para nosotros un auténtico reto artístico y narrativo y una renovación creativa respecto a nuestros anteriores trabajos. Esperamos que todo el mundo se una a nuestro pequeño héroe y esté dispuesto a descubrir este increíble planeta con nosotros.

logo.fw